martes, 11 de octubre de 2011

Un día a la vez

Algo les ha pasado a mis ojos, que nunca más volverán a ver del mismo modo.
Algo cautivó mi vida hace ya tiempo, pero me sigue conquistando cada día.
Me sigue conquistando Dios porque sigue siendo el mismo y su creación habla de él.

Nos habla con una brisa pero también en los truenos.

Me propuse vivir un día a la vez, sin desear estar en otro lugar y confiando en que estoy donde Dios quiere que yo esté porque estoy confiando en él, sin cerrar mis ojos ante la realidad, y renovando mi decisión de seguirlo con cada amanecer.

¿Qué crees que pasaría si nos propusiéramos de una manera más consciente hablar sobre lo que Dios está haciendo en nuestras vidas cada día?


La foto: Piedra en Crucita-Ecuador.





Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, 
el cual clama: ¡Abba, Padre!        Gálatas 4:6


Mi oración es que no podamos callar lo que él está haciendo en nosotros.

Tengo tanto que decir, y tantas fotos para compartir, ¡paciencia que ya voy! Este es una pequeña introducción para lo que viene. ¿Me creerán que en vacaciones es más difícil para mi sentarme a publicar?
blog comments powered by Disqus Configuration variables