martes, 3 de enero de 2012

Equipaje para el viaje...

El futuro se ve tal como lo imaginaba, solo que ya se convirtió en presente y debo formular uno nuevo; en realidad llega tan rápido que prefiero formular un presente



Hola a todos, qué tal ese fin de año y el inicio del famoso 2012. Les contaré un poco del mío y de mis metafóricas experiencias (y como siempre también la documentación fotográfica :))


Hice un viaje, para ver a mi familia y pasar tiempo con ellos, así que necesitaba hacer la "maleta" (aunque no entra en esa categoría porque soy de viajar ligero), el punto es que siempre antes de salir hay que saber qué cosas se van a necesitar para no estar pasando por apuros, todo depende de a qué lugar vamos y qué encontraremos allí, en mi caso iba a mi casa, no debía preocuparme por cosas básicas como pasta de dientes, toalla, provisiones de comida y otras cosas.

Y bueno, como yo amo las metáforas aquí está lo que aprendí de eso; la vida misma es un viaje, pero también día a día debemos hacer pequeños "viajes", aunque no siempre los consideremos de esa manera, son pasos hacia algún lugar,  puede ser simplemente el salir a la universidad, al trabajo o a cualquier lugar y por el tiempo que sea, pero debemos estar conscientes de algunos factores para tener listo el equipaje y estar preparados ante lo que venga.

Estuve reflexionando sobre eso y les tengo unas (pocas, no completas) cosas que he aprendido no solo de este viaje sino de los muchos que he hecho y sigo haciendo (en el sentido literal y figurado)

1. Si no estás seguro de hacia donde te diriges, detenerte un momento no es perdida de tiempo



Mucha gente cae en el activismo, prefiere mantenerse haciendo algo, aunque no sepa bien para qué, antes que detenerse y pensar un poco mejor las cosas. Suelen llevar buenos deseos, creen estar bien porque lo le hacen daño a nadie y pueden mantener cierto estatus,  pero si al fin y al cabo eso no llena es porque necesitamos sustentar con principios cada cosa que hacemos, o poco a poco perdemos todo gusto por cualquier cosa; un ejemplo son algunos millonarios, que por más cosas "valiosas" que tengan, no llenan su vacío.

¿Hacia donde me dirigen mis pasos? Debes tener clara la respuesta a esa pregunta o nada más que se pueda decir tiene sentido. Siempre estamos o avanzando o retrocediendo, hay dos direcciones: adelante o atrás, si tienes dudas sobre para dónde vas: detente un momento, reflexiona y considera opciones que tal vez has estado omitiendo. Te digo por experiencia propia que el único camino que vale es Jesús. Todo lo demás es temporal y a la larga completamente vacío.


2. El viaje es constante y progresivo


Esta es una de las cosas que más me ha costado aprender, porque yo quería descansos y saltos.
Descansos en el sentido de que yo tenía la equivocada idea de que llegaría un día en el futuro después de todo "mi esfuerzo" cuando yo por fin podría decir "terminé, ahora tengo todo lo necesario para afrontar lo que sea".
Saltos porque siempre he querido ver resultados pronto, quiero cosechar mientras siembro, soy impaciente en ese sentido, pero persevero sabiendo que las promesas de Dios son para quien se mantiene firme, y de hecho, mientras yo estoy donde debo estar ya estoy recibiéndolas.
Por esta naturaleza del viaje es necesario llevar la armadura de Dios completa, fortalecernos con el gran poder del Señor y que estemos alerta, lee Efesios 6:10-19.

3. La historia es cronológica, no juzgues a una circunstancia por si sola, mira el plan que hay detrás y a lo largo de tu vida




¿Te gusta la historia? A mi me gusta más desde que tengo consciencia de que Dios está presente a lo largo de toda ella, y sigue estando presente, cada día escribimos más páginas en la historia, no siempre con tinta visible, pero todo está hecho para salir a la luz. Y debes saber que una guerra no estalla de pronto, hay factores que hacen que suceda, al igual en nuestras vidas. Una sola circunstancia no revela tu "destino", eres una sucesión de circunstancias, no una sola circunstancia aislada. (he ahí la importancia de las hábitos, pero ese es otro tema)
Una frase que me gusta dice:
"El pueblo que no conoce su historia está condenado a repetirla" (Nicolás Avellaneda)

4. Toda circunstancia pasa



Si tienes un gran éxito hoy (del ámbito que sea) te aseguro que va a pasar. Si caes o tienes uno de los peores días de tu vida, también va a pasar. Toda circunstancia caduca, solo Dios y su Palabra permanecen pasa siempre, apóyate en él, no en cosas pasajeras.
Mateo 24:35 dice: "El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasaran." (NVI)

5. Elimina estorbos, concéntrate en lo esencial


Una maleta llena no quiere decir equipaje completo, lo digo por experiencia, últimamente viajo más seguido que antes, y a veces creía que ya llevaba todo porque ya no había espacio para nada más, tenía el equipaje lleno, pero no completo, hay cosas que estorban y nos hacen olvidar de otras que son importantes,  no puedes caminar bien ni concentrarte si lo que tienes contigo te estorba, hay que priorizar el espacio. Una maleta completa te da alivio no malestar, aunque a veces pesa, la sigues cargando porque sabes que necesitas lo que llevas. 

6. La advertencia de aflicción es un recordatorio para preparar bien el equipaje.

Cuando las cosas se ponen feas, cuando pierden el sentido y siento que han cambiado, me suelo decir a mi misma para convencerme -¿Quién te dijo que iba a ser todo fácil?
En la Biblia se nos advierte de los momentos dificiles: "En este mundo afrontarán aflicciones, pero ¡anímense! Yo he vencido al mundo." Juan 16:33 (NVI)
Y no se trata de simplemente saber de los problemas que van a venir, sino que no estamos solos ni abandonados, Jesús venció y eso nos cambió por completo el destino que merecíamos, incluyendo el privilegio incomparable que nos dio de acercarnos a él. Al aceptarlo su amor nos cubre por completo, aun en esos momentos sin sabor (pero que después cobran sentido, porque Dios trabaja en toda nuestra historia, no solo en partes)

7. Es bueno llegar a "bases" para controlar el avance



¿Te ha pasado que estás tan metido en una rutina y de pronto reaccionas y pareciera que te has estancado en un mismo lugar por mucho tiempo?

Muchos hablan sobre metas y propósitos, considero lo mejor evaluarse cada día y ponerse metas el momento en que llegue la idea de hacerlo, no esperar a una fecha cerrada como un fin de año o de mes.
Algo que a mi me funciona y quisiera que todos hagan es escribir, uno se conoce mejor cuando después de un tiempo se lee y ya con otra perspectiva puede ser más objetivo sobre quien es. (Es una recomendación, sé que hay otros modos de llevar el control, depende de tu personalidad.)


8. El camino puede ser solitario, las personas pueden alejarse, pero no Dios


Promesas son promesas, y todo depende de quien las dice. Si Dios lo dice yo lo creo, aunque todo lo demás dijera lo contrario.

...y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo. Mateo 28:20


9. Todo pasa en presente



Tienes tiempo = tienes presente, es imposible asegurarte cuanto durará, por eso hay que aprovecharlo de la mejor manera.
Cada vez que me pongo a pensar sobre el tiempo termino encontrándolo tan abstracto que prefiero crear presente, vivir un día a la vez, estar presente con mis 5 sentidos y abrir mis ojos a los detalles de Dios.

Lee esto lo escribí el 14 de Septiembre/2010--->

Tiempo, mi querido tiempo,
cuándo dejaras de correr
Eres rápido como el viento
detenerte quisiera poder
Tiempo, ya ni te siento
Te veo ya sin entender
Pasas y no me arrepiento
porque he decidido correr
y parece que vas riendo
por sentirte el dueño tú ser
pero no, tu sigue creyendo
porque no me vas a distraer
Tiempo, mi querido tiempo
ya no te quiero perder
A apreciarte comienzo
ya no más retroceder
Tiempo, efímero y denso
al final quedas en el ayer
hay algo más que ti, tiempo
mi Dios que solo Él es
Eternidad, no contabas con eso
Y allá iré a permanecer,
Tiempo, dime tu argumento
para por fin lograr entender
Ya no sé que eres tiempo,
contaré mis días hasta aprender
La sabiduría alcanzar anhelo
Sin distracciones a correr
10. El final del viaje es en casa, junto a Dios, así que todo vale la pena


...y en la casa del Señor, habitaré para siempre. Salmo 23:6 (NVI)




Anita Parada Cotrina 
blog comments powered by Disqus Configuration variables