viernes, 13 de abril de 2012

Sobre el cierre de la Universidades E en Ecuador.

Hola mi gente, lo que viene a continuación es algo que quiero decir sobre la situación que está pasando en mi pais, Ecuador, y que es algo que me afecta diréctamente.

El día de ayer, 12 de Abril, el CEAACES (Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior.) dio su decisión final sobre un tema que venía ya desde hace varios meses, qué Universidades cerrarían por no cumplir con las normas básicas para su funcionamiento.
Mi Universidad fue una de las clasificadas como "Inaceptables", por lo que ayer amaneció con sellos en sus puertas y custodiada por policias.

Mucha gente se está quejando y dice que la resolución es algo injusto, me reservo el decir cual es mi postura al respecto, pero creo que de nada sirve quejarse ahora, o buscar culpables, el plazo venció y se ha tomado una decisión, nos corresponde acatarla y hacer lo necesario para salir adelante con nuestros estudios, y además debemos buscar ser útiles para la sociedad y saber que nuestras profesiones deben estar al servicio del lugar donde vivimos, sea cual sea.

El gobierno, a través del CES (Consejo de Educación Superior) ha creado mecanismos  para que los estudiantes afectados podamos continuar nuestros estudios, este es el Plan de Contingencia, que desde hoy tiene inscripciones abiertas.

Quiero aporovechar esta situación para dar algunos puntos que me parecen importantes (y algunos de ellos los he aprendido en estos últimos días):


  1. La Universidad no lo es todo.

Si le preguntamos a la gente universitaria, ¿Cuál es tu mayor aspiración en la vida?, creo que la mayoría dirá que obtener su titulo, ser independiente económicamente, formar su propia empresa, o cosas así. Y no digo que esté mal querer eso, pero eso no puede ser lo principal, es solo un medio que nos dará más herramientas para afrontar la vida. No es algo que es si mismo nos pueda complacer, es temporal (y por lo tanto un día acabará y no es suficiente para que sea el fin máximo de nuestra vida)
La educación es importante, en realidad yo soy una adicta a estudiar y leer, PERO DE NADA SIRVE EL CONOCIMIENTO SIN UN FIN (o sea si no sabemos para qué ocuparlo), eso es para volverse loco, solo causaría frustración y una vida sin sentido. (Y el único fin valido y eterno es Dios, porque solo el no cambia ni depende de nadie.)

  2. El manejo de los tiempos 

¿Quién nos hizo creer que apenas se termina el colegio debemos entrar a la Universidad, y apenas terminamos la Universidad debemos trabajar y que mientras más tiempo estemos en un trabajo mejor?
Tenemos en nuestra mente una estructura muy marcada de lo que se supone que debería estar haciendo según la edad que tenemos. Hay una edad en la que todos comienzan a estudiar, luego todos comienzan a trabajar, luego se casan, pero quién nos puso eso en la cabeza, no todos somos iguales así no podemos hacer las mismas cosas a la misma edad.
Y si "perdiste tiempo" durante los últimos años porque tu Universidad cerró, reconsidera si de verdad lo perdiste o si aprendiste algo que te servirá para el resto de tu vida. ¿Cuál es el apuro?

3. Buenos y Malos estudiantes

Este es uno de los puntos más radicales, no hay que caer en las generalizaciones, en las Universidades que cerrarán, hay excelentes alumnos, como tambien hay de los malos, ¡En todo lugar es así! Pero nadie es mejor que los demás por el lugar donde estudia. (O por el pais donde vive, o por su barrio, o por su familia).
De verdad quisiera que todo este proceso que comenzará para muchos (reubicaciones, pruebas, etc), se de normalmente, y que se reconozca el merito académico de cada estudiante sin meterlos a todos en la misma bolsa. Y me da pena por los malos estudiantes, pero no se puede tolerar eso, una Universidad cualquiera que sea no puede entregarle a la sociedad un "profesional" inepto. El subdesarrollo de los paises está en la pereza de su gente en hacer lo que debe. (Y la decadencia de la sociedad avanza al mismo ritmo que la indiferencia hacia Dios de sus habitantes)

4. Tendremos algo que contar

Ayer cuando me enteré de que mi Universidad cerraba, pasaron muchas cosas por mi mente. Qué voy a hacer, si me réubican en qué ciudad me quedo, que va a pasar con mis compañeros, cuándo los volveré a ver, qué piensan mis papás, qué cosas debería ver en todo esto, etc. Y la verdad es que yo misma me sorprendí de lo tranquila que recibí la noticia, ¿madurez?, ¡Más que eso, es la paz que Dios me da que sobrepasa todo entendimiento!
Lo que sé es que aprenderemos mucho de esta situación (si así lo queremos), y tendremos algo que contar, eso es una ventaja aunque aún no lo puedas ver así.

5. Empatía

Recuerdo el 27 de Febrero del 2010, fue el terremoto de Chile, tengo familia allá así que estaba pendiente de lo que pasaba. Veía las noticias, leía al respecto, estaba informada, pero para las demás personas acá en Ecuador no pasaba nada, solo fue una noticia de los titulares de la que se habló un día. Yo seguía viendo fotos de cómo había quedado todo, de historias de gente que había perdido familia o sus casas, me contaban de las réplicas, pero acá no pasaba nada y el tema se olvidó. Yo me preguntaba por qué no le ponen más atención al asunto, es grave, hay gente sufriendo, qué egoistas. Pero me di cuenta de que yo tampoco le ponía mucha atención a cosas que no me afectaban diréctamente. ¿Pero cómo podemos ayudar a alguien si no nos dolemos con ellos?

Esto me hace pensar, a cuánta gente estamos perdiendo de brindarles ayuda solo porque no entendemos su punto de vista, lo que viven, solo por falta de información.

Me sé de memoria el Plan de contingencia, y muchísimos detalles de lo que está pasando y pasará al respecto y quiero decir que no sabría nada si yo no estuviera afectada, en realidad no me importaría.
Esa es justamente la mentalidad que hay que cambiar, vivamos pensando en los demás y busquemos ayudarlos. Desde ahora quiero estar más informada de lo que pasa a mi alrededor, porque si no sé qué les pasa no los puedo ayudar.

6. El plan de Dios

¿Cuál es el plan de Dios para tu vida? Una de las preguntas existenciales de muchísimos. Y muchos se culpan a si mismos por no conocerlo. El plan general de Dios para la vida de todo ser humano es que lo conozcan a Él, y conocerlo en el sentido más completo de la Palabra. Si estás seguro de que lo has conocido y aceptado, ya hiciste la decisión más importante de tu vida, deleitate en él día a día y lo específico que debes hacer es parte de las añadiduras que nos prometió.

Como les dije, me sé de memoria el Plan de contingencia, pero mi esperanza no escansa en eso, sino en Dios que es quien ya sabe cómo resultará todo esto.

7. ¡Ánimo!

Mucha gente a más de estar enojada, está triste por todo esto que pasó, y todos esperamos que lo que viene sea bueno, pero como ya dije, la Universidad no lo es todo, y muchos se graduarán sin problemas, cumplirán esa meta, pero eso no arregla el resto de sus vidas. 
Si ponemos las cosas en perspectiva, qué importan 2, 3, 4 o 5 años perdidos, lo que importa de verdad es no perder la eternidad junto a Dios, solo Dios nos da vida (pasado, presente y futura)
Me parece de lo más hipócrita darle ánimos a alguien solo viendo la circunstancia y no ver que Dios puede cambiar la vida completa. Ofrecerle un placebo temporal cuando puede apropiarse de la vida eterna que Dios le ofrece mediante el sacrificio de Jesús en la cruz que nos limpia y nos da esperanza.


Eso es todo lo que quería decir, y les animo a los que estén en la misma situación que yo a que hagan todos los trámites necesarios para que la espera no sea tan larga. Pero sobre todo que confíen en Dios (y no se puede confiar en quien no sé conoce, así que búscalo y conócelo, no te vas a arrepentir).

Hasta la próxima (o sea pronto :))


Anita Parada Cotrina
blog comments powered by Disqus Configuration variables