viernes, 16 de noviembre de 2012

De lo natural y sobrenatural.


Nuestro problema en la vida no consiste en que no entendemos lo sobrenatural, y por eso no podemos conocer a Dios.
El problema es que no entendemos lo natural, creemos que porque algo es palpable y podemos en parte explicar su lógica, nos pertenece y depende de nosotros, pero qué engañados estamos al creer que somos dueños. 


No nos damos cuenta de que el hecho de poder tener lógica solo comprueba nuestra racionalidad, y la racionalidad del mundo, es decir, que desaprueba el azar.
Pero nosotros y por lo tanto nuestros pensamientos, estamos desnaturalizados mientras estamos alejados de Dios, por eso nuestras vidas no tienen sentido hasta el día que aceptamos nuestro rol en el mundo que Dios creó. Es ahí cuando volvemos a la naturaleza original con la que fuimos creados, de comunión con Dios.

Somos solo administradores, pero de Dios depende hasta el más mínimo detalle de lo que nos rodea. Solo Él puede mantener la vida, mientras no veamos a Dios en lo natural, en lo cotidiano, no podemos esperar comprender lo sobrenatural.

En otras palabras: No podemos entender lo que hay más allá, si primero no somos capaces de ver lo qué hay aquí. 

- Porque las cosas invisibles de Él [Dios], su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa - Romanos 1:20 (RVR60) 
Anita Parada Cotrina
blog comments powered by Disqus Configuration variables