lunes, 3 de diciembre de 2012

Diciembre, el Dos Mil Doceavo. Día 3

He luchado mucho conmigo misma para no contar cosas personales por aquí, se supone que aquí escribo ideas aplicables, no mi propia vida, pero qué gran utopía es esa!, no hay mejor manera de comprobar un principio que viviéndolo, y al mostrar mi vida, que sea transparente y consecuente con lo que digo, soy testimonio de que Dios está presente.
¿Saben qué?, soy una persona así que es imposible no ser personal. - Eso no es excusa para escribir en desorden, la verdad de Dios es lo que quiero comunicar, así que espero hacerlo con más diligencia y de mejor manera cada vez.

Sé que no a muchos les gusta leer sobre otra gente, a veces es más fácil identificarnos con temas que con historias de gente, que incluyen los mismos temas aplicados, pero nuestros prejuicios nos hacen chocar y nos impiden verlos en situaciones cotidianas. 

Diciembre está aquí, y yo voy a escribir sobre él. Estoy tan feliz de estar donde estoy, mi blanca Noruega, estar en un nuevo lugar me hace también tener nuevos pensamientos, nuevas perspectivas de la vida. Aquí les van algunas:

Amo este arbol, se acuerdan que se los mostré en otoño?


El 30 de Noviembre la nieve llegó a Stavanger, la esperaba con tantas ansias, pero ese día que llegó olvidé mirar por la ventana al despertar. Fui a la cocina y mis vecinos miraban por la ventana, el pasto, el piso, los techos estaban blancos, mis ojos se abrieron más- yo diría que brillaron, mi sonrisa hizo sobresalir a mis pómulos, y dije: wow, nieve por fin! Desayuné  viendo más hacia afuera que a mi comida, agradecí a Dios por permitirme ver tan hermoso paisaje, es un sueño hecho realidad, estar en una ciudad donde neve, poder tomar fotos, caminar por todos lados y jugar.

El 1 de Diciembre desperté con la mente pintada de nieve, pensaba en blanco, vi por la ventana y ahora si todo estaba cubierto, dije muchos más "wows" ese día, sentí la nieve, la probé, la miré y sonreí. Me encanta como los niños son los que más la disfrutan, se ven tan tiernos con su ropa de invierno y sus cachetes rojos corriendo por ahí mientras los adultos se preocupan por cambiar las llantas de sus autos por las aptas para la nieve.

Navidad ya se nota, ayer fue Domingo y encendieron las luces del árbol del Centro, hubo conciertos de coros y las casas están decoradas, hay galletas navideñas y frutas, vitrinas decoradas con copos, y la nieve apoyando a lucir todo más atractivo. 

En la oficina, los Lunes son de Staff meeting. 

La nieve es lo más blanco que conozco, así que mi parámetros de blancura se modificó, por aquí hay muchas casas blancas, todas contrastan con el blanco de la nieve y me hace pensar que siempre fueron plomas y yo no me dí cuenta. Dios me limpió de mis pecados dejándome más blanca que eso, lo cual me hace sentir muy, pero muy bien. 

Todavía no estaba tan frío a la hora de esta foto, -3 grados
Hoy ha sido el día más frío que he vivido en Noruega hasta ahora, la temperatura llegó hasta los -9°C, y debo decir que me encanta, quiero que siga haciendo frío para mantener a la nieve congelada. Hoy tuve oficialmente mi primera pelea de nieve, seguiré buscando tener más.



 
Yo, siendo feliz :)












Hoy mientras esperaba el bus para ir a casa, de vuelta de clases de noruego, vi a los cisnes nadar.
La laguna se está congelando, pero ellos parecen no sentir el frío.

Mañana seguiré reportando si Dios me da un día más en la Tierra.
blog comments powered by Disqus Configuration variables