domingo, 3 de marzo de 2013

Miedos de una Cuenta-cuentos

Este es uno de los posts que me cuestiono si debo o no publicar. Mi orgullo me dice -No le debes explicaciones a nadie; mi sentido común me dice - Es bueno evitar malos entendidos. Mi orgullo pretendiendo humildad contraataca diciendo -es egocéntrico y de principiantes lo que vas a decir, no lo hagas; mi sentido común me convence y tiene la última palabra -No es egocentrismo, es una muestra de personalidad nada más, una explicación no le hace daño a nadie, y es mejor que seas clara y después de todo, sí eres principiante. 

Escritura en el cielo... nubes y rastros de aviones.

Dedico este post a los escritores nuevos y a los aspirantes de escritor :)


Soy algo nueva aun en el mundo de la escritura, pero el título de escritora es algo que con ansias quiero hacer mío (a nivel público, porque yo hace rato que me lo apropié a nivel privado). 
En este proceso de practicar y buscar perfeccionar mi estilo, me he encontrado con 2 grandes obstáculos: 


1. El miedo a los malos entendidos. 

Por experiencia propia sé que el trasfondo de cada persona afecta mucho al modo en que una persona lee (o recibe cualquier tipo de información). 

Siempre tendemos a darle más importancia a las ideas con las que estamos de acuerdo o familiarizados y no tomamos igual a las ideas nuevas o que no entendemos. Tenemos prejuicios contra lo nuevo y eso hace que la información que recibimos sea filtrada.
Debe un escritor por eso limitarse a hablar solo de cosas con las que la gente está familiarizada? NO. Ese sería un grave error. Alguien verdaderamente creativo crea cultura, introduce nuevas ideas y términos. 
Si crees en lo que dices, si estás seguro y tienes razones para defender tus palabras, adelante. (Si no, mejor no.)

Y por un mundo sin malos entendidos por textos fuera de contexto, lee tomando en cuenta el punto de vista de quien escribe. 

Yo creo que los escritores son los mejores lectores que existen, porque leen como les gustaría ser leídos. :)  


Los malos entendidos son gajes del oficio, si sabemos que se deben a mala interpretación del lector y no errores de argumentos, tu texto se defenderá por si solo al ser releído. Pero hay algo a lo que temo más que a los malos entendidos, ser entendida... y descubierta.  

2. El miedo a ser entendida.

Se me va el alma en las letras que escribo, ellas son reales para mi porque las siento y les doy vida. Ellas son mías y yo de ellas. He ahí el problema. Cuando escribo historias siento comprometida mi existencia.

Y es locura quizás, que en lugar de guardar mis palabras decida publicarlas y hacerme vulnerable con ellas, pero creo que ustedes, mis camaradas escritores, me comprenderán, que no hay motivo de compartir algo si no ha tocado primero tu vida, si no han de tener el poder tus palabras de crear sensaciones en quien lee, no tiene mucho sentido escribirlas.

Escribe, escribe y escribe, practicar es el único modo de mejorar y ser profesional, pero sé prudente en qué compartes, hay ideas que necesitan gestar por más tiempo hasta que estes listo para defenderlas. Nunca publiques algo que no puedas defender. Aunque como ya dije, un texto bien escrito puede defenderse sólo al ser releído, es doblemente defendido y comprobado cuando estás seguro de tus palabras y puedes dar respuestas concretas.

(A veces es un alivio saber que la gente, por lo general, no lee tan bien como para saber que hay una persona detrás de esas palabras. Ironías de la vida. Y aun no decido si quiero o no ser entendida, por defecto diría que sí, aunque desconozo las consecuencias, pero me quedaré para verlas.)


Para terminar...


Una aclaración: Me llevó a escribir este post mi debut contando cuentos por aquí, con mi post anterior: "Un Mensaje del Futuro" (De la que publicaré la continuación pronto)
Pienso seguir escribiendo historias y quería contar un poco sobre mis dilemas.  Los cuentos que cuento son mezclas de historias, partes mías, partes de gente por ahí, partes reales, partes inventadas o soñadas. Lo importante de ellas son los principios que intento mostrar más que si las historias pasaron o no. 

Un consejo: Yo pienso que para entender por completo lo que un escritor quiere decir, hay que saber algo sobre el y su contexto: las circunstancias que lo llevaron a decir lo que dijo, su motivación por contarlo y el resultado que espera tener; por eso cuando leas un libro, nunca te pases de largo la dedicatoria y la introducción, eso te dará una gran pista del sentido de todo el libro y de quién es su autor. Separar a un autor de su obra es perder el sentido de los argumentos.


Anita Parada Cotrina
blog comments powered by Disqus Configuration variables