miércoles, 19 de febrero de 2014

4 años


Hoy es un día más especial que de costumbre, porque tengo algo que recordar… es el cumpleaños #4 de mi blog, son cuatro ya las velitas y eso me hace sonreír, recordar, seguir soñando y estar llena de gratitud.

Las sonrisas

Sonrío al ver para atrás los momentos en que cada post salía del horno, las interacciones y comentarios, los momentos de reencuentro (cuando dejaba el blog por un buen tiempo y luego volvía como corriendo a abrazarlo y decir que ya no me iba a ir).

Los recuerdos

Aquí un recuento de los otros cumpleaños:

Año 0          1 año           2 años           3 años

Muchas cosas que han pasado en mi vida desde que comencé (obviamente, siempre hay cosas pasando); y lo que he vivido y aprendido o desaprendido se refleja en lo que pongo aquí. Mi idea de siempre aquí ha sido compartir más vida que teoría.

Los sueños

Cada año que pasa mis sueños se vuelven más describibles y por lo tanto más reales, este blog es apenas como una punta de iceberg que muestra una partecita de todo lo que está pasando.

Entre altos y bajos, entre viajes y cuatro paredes, yo amo este blog y planeo seguir presente, Dios mediante, en el año que viene.

La gratitud

Gracias a quienes me han acompañado en este camino, en esta búsqueda en que todos estamos. El camino es más bonito con compañía.
Gracias a Dios por darme herramientas como esta y por estar minuto a minuto conmigo, sin él no solo no tendría inspiración, de tendría vida, no existiría. 


Quinta vuelta, ahí te voy. ¿Vienes?


Desde Ecuador,
Anita


blog comments powered by Disqus Configuration variables