sábado, 31 de octubre de 2015

Día 31: Raices


Soy cristiana, y cuando me preguntan cómo llegué a serlo digo que nací en una familia cristiana. Suena tan fácil decirlo, como si eso fuera tan común. Pero detrás de ese "nací en una familia cristiana" hay una gran gratitud en mi corazón hacia Dios y admiración hacia mis papás. ¿Qué sería de mí si ellos no hubieran sido así?

viernes, 30 de octubre de 2015

Día 30: Visión panorámica


Más importante que un bonito paisaje al frente, es importante tener una visión saludable. Y por saludable no me refiero a qué distancia puedes leer un letrero, sino a qué tan afinada está tu percepción de las cosas buenas.

jueves, 29 de octubre de 2015

Día 29: Estoy de vuelta


Cuando dejo de hacer las cosas que me hacen sentir viva, siento que voy desvaneciéndome de a poco. Ya lo he dicho, el arte debe continuar a pesar de cualquier cosa que esté pasando en mi vida.

Este mes  no será fácilmente olvidado, porque me hizo recordar quién soy.

miércoles, 28 de octubre de 2015

Día 28: Libertad para fallar


A veces temo admitir que cometo errores. Es como si tuviera una imagen de perfección que mantener; una imagen ficticia por cierto, porque todos saben que tengo fallas y que la perfección me queda lejos. 

martes, 27 de octubre de 2015

Día 27: Criando fama


Voy caminando de aquí para allá. Parece que nadie observa, pero siempre hay quienes ven. Ven cosas que a veces yo no veo. Ven errores que a veces niego y ven virtudes que no me creo.
No siempre están mirando, pero tienen un concepto de mí. Ven cómo hago las cosas y cuanto esfuerzo e interés pongo en ellas. Ven, ven y ven, y construyen para sí conceptos de quien soy yo.

lunes, 26 de octubre de 2015

Día 26: Terminando cosas


Busqué en mi léxico mental de la lengua castellana la mejor manera de decir "getting things done" para poner eso de título, suena tan bonito en inglés que mi "terminando cosas" quedó corto. Perdón por explicar eso, pero tengo esa manía por intentar explicarlo todo como si a alguien le importara. Por cierto, ¿han leído una novela que se llama "El Tunel", de Ernesto Sabato?

domingo, 25 de octubre de 2015

Día 25:Servir para vivir


Encerrada en la mansión de mi mente permanezco pendiente de cuál será el siguiente gran momento que me hará sonreír y ser feliz. Me pregunto si será un regalo o una palabra bonita, tal vez un reconocimiento o un viaje soñado. Planifico los pasos para dar para conseguir realizar mis sueños. 
La mansión puede tornarse más en una prisión que en ese lugar feliz de realización. No me puedo realizar sola porque no fui hecha para permanecer sola. Mis objetivos son solitarios mientras no incluya gente en ellos. 

sábado, 24 de octubre de 2015

Día 24: La razón de la estación


Cada etapa de la vida ofrece escenarios únicos y por lo tanto oportunidades únicas. No sé si en otro momento de mi vida hubiera tenido el tiempo y la motivación para escribir, lo que sé es que por ahora quiero escribir y puedo hacerlo. Reconocer los beneficios de la etapa que atravieso hace que pueda utilizar mejor el potencial que Dios me dio. 

viernes, 23 de octubre de 2015

Día 23: Espacio personal


¿Qué sería de mí sin un espacio de silencio para que las ideas puedan aterrizar? Puedo pensar mucho en público, pero por ahí las ideas solo vuelan, no pueden llegar muy lejos hasta que yo me encuentre conmigo misma y me cuestione sobre la viabilidad o no viabilidad de algún proyecto.

En mi espacio no hay fronteras ni cercas altas, solo pistas de aterrizaje y paracaídas. 

jueves, 22 de octubre de 2015

Día 22: Esencia


(Post minimalista porque quiero ser coherente con el mensaje)

Hoy mientras reía a carcajadas con mi familia y me sentía feliz y completa, me pregunté por qué me preocupo por tantas cosas. Me pregunté si tal vez por mi deseo de tener tantas otras cosas me estoy perdiendo lo que ya tengo. 

miércoles, 21 de octubre de 2015

Día 21: Amor sin agregados


Cuando alguien habla de amor verdadero o amor real, yo pienso en cómo se ha dañado el concepto de amor, hasta el punto de tener que explicar que tal o cual amor sí es verdadero. ¿Quiere eso decir que hay amores falsos? No. Solo hay gente que confunde algún sentimiento o situación con el amor. 

martes, 20 de octubre de 2015

Día 20: Preguntas


Juego con el lápiz, miro al techo en busca de inspiración, miro al frente para fingir que todo está bajo control, comienzo a mover mi dedo en círculos jugando con mi pelo... pero no, no hay modo alguno en que la respuesta que busco llegue a mi cabeza. Mejor entrego el examen y me voy. Ya afuera, abro el cuaderno y miro las respuestas, me auto-regaño un poco por no haber recordado todo lo que estudié y prometo hacerlo mejor la próxima vez.

lunes, 19 de octubre de 2015

Día 19: Lo siento, mucho


A todos nos gusta sentir. Como cuando nos dicen algo bonito y hasta nos sonrojamos, como cuando estamos felices mientras reímos a carcajadas, como cuando queremos a alguien, como cuando estamos satisfechos de estar donde estamos, como cuando celebramos un triunfo, como cuando alguien a quien extrañábamos regresa.

domingo, 18 de octubre de 2015

Día 18: Esperanza


Pierdo las fuerzas. Ya no quiero más. Hasta aquí llegué. 
Si la gente conociera la frecuencia de mis desánimos probablemente me juzgaría. Así que ni les cuento, pero lucho mucho por mantenerme motivada.

sábado, 17 de octubre de 2015

Día 17: Libros


Hay un buen libro para cada tema y para cada ocasión. Pienso que la gente que dice que no le gusta leer se pierde de mucho.

viernes, 16 de octubre de 2015

Día 16: La IFES


Esta publicación es una secuela de la de ayer, La diferencia es que ayer conté solo lo que pasó en un día y esta vez quiero contar un poco más sobre lo que la IFES ha significado para mí a lo largo de varios años en los que he sido parte.

La IFES (International Fellowship of Evangelical Students) es la Comunidad Internacional de Estudiantes Evangélicos. Existen movimientos locales en más de 150 países, la CECE es uno de ellos.

jueves, 15 de octubre de 2015

Día 15: La Oración


Hoy ha sido un día genial. Desperté temprano por la expectativa del día que venía; muy ocupado pero muy importante. Hoy celebramos el Día Mundial del Estudiante con mi grupo de la CECE (Comunidad de Estudiantes Cristianos del Ecuador) de la Universidad. (Aunque oficialmente el Día del Estudiante es mañana).

Como dice en la página de la IFES: "El Día Mundial del Estudiante es un día que organizamos una vez al año para celebrar todo lo que Dios está haciendo entre los estudiantes de todo el mundo por medio de IFES. El Día Mundial del Estudiante los estudiantes, obreros y personas que apoyan a IFES oran unos por otros y por situaciones específicas que están viviendo los estudiantes de todo el mundo."

Entonces, por la ocasión decidimos hacer algo diferente, no quedarnos sentados sino ir hacia los demás. Compramos chupetes, les pusimos una tarjetita deseándoles un buen semestre, y nos acercamos a las personas. También les preguntamos si tenían peticiones, y aunque no todos las compartieron con nosotros, muchos sí. Después de casi una hora volvimos al lugar de encuentro y leímos las peticiones que nos habían compartido. 

Me sentí más humana. Todos los días camino al lado de tanta gente y no tengo idea de lo que piensan o de las cosas que les preocupan. Hoy recordé que ellos son como yo; con sueños y preocupaciones; no son solo parte del paisaje. Hoy me preocupé por ellos sinceramente y aun oro por ellos en mi mente. 

Sentí que hace tiempo no oraba tan realmente por alguien más. Muchas veces creemos que sabemos lo que los demás quieren o necesitan, y no nos acercamos a preguntar o a acompañar a alguien. 
Claro que a veces oro por mi universidad, por la gente, pero es una oración tan general. Hoy mientras orábamos fuimos específicos, conocíamos los nombres y los rostros y eso me encantó.

También me di cuenta de que la gente no es tan cerrada como me la suelo imaginar. Esto de acercarse a la gente puede ser una buena oportunidad. ¿Cuanta gente podría conocer de Jesús si yo saliera de mi zona de comodidad más seguido? Aún si fuera solo una, creo que valdría la pena. 

Me despido compartiéndoles un video que grabamos en mi universidad por el Día Mundial del Estudiante. Ser parte de la IFES es pertenecer a una gran familia. Es tan lindo saber que oran por nosotros y nosotros también estar en oración por otros países donde al igual que aquí, el Reino de Dios se expande por las universidades.



miércoles, 14 de octubre de 2015

Día 14: Introversión


He llegado a ver a la introversión como un superpoder desde que comprendí qué implicaba ser introvertida. 

Pero volvamos un poco el tiempo hasta cuando me molestaba no ser más extrovertida.

Veía que hay gente a la que se le hace tan fácil llegar a un lugar nuevo y hablar con todos, causar una buena impresión y hacerlos reír. Yo fui invisible, la gente se ponía nerviosa estando conmigo porque hablada muy poquito, algunos solo me ignoraban y otros me preguntaban "¿Por qué eres tan callada?". 

Les voy a dar un consejo general: No le pregunten a una persona callada por qué habla poco. A nadie le gusta. Incluso en el caso de que la persona sepa por qué, si no habla mucho probablemente es porque aun no tiene la confianza para contártelo, y cuando ya te tenga confianza la pregunta está de más.

Lo que yo no sabía en esos momentos incómodos y ahora sé, es que la timidez y la introversión no son lo mismo. Yo solo pensé que mi modo de ser estaba mal, toda yo estaba fallada, y es que parecía que todos me decían eso (con palabras y actitudes). 

Les cuento la diferencia en resumen: La timidez es el miedo de relacionarse con otros, la introversión es disfrutar del tiempo a solas y necesitarlo para recargarse. 

Socialmente, al menos en latino-américa, nos han enseñado que los extrovertidos son mejores. Ellos contagian alegría, son líderes, se conectan más rápido con otros; mientras que a los introvertidos hay que insistirles para que participen, y son anti-sociales. Esos y otras estereotipos siguen causando malos entendidos.

Ni somos antisociales ni aburridos. Somos diferentes. No podemos hacer todo lo que un extrovertido hace. pero admítanlo, ustedes tampoco pueden hacer todo lo que nosotros hacemos.

Ahora, de vuelta a mi presente sin resentimientos por ser introvertida. Dije que para mí la introversión es como un superpoder, o más bien un paquete muy surtido de superpoderes. Soy súper-analítica, súper-perfeccionista, super-reflexiva, súper-observadora, super-paciente. Y me nutro de súper-amigos y super-libros, así incremento mi súper-profundidad y súper-lealtad. A veces me olvido de mantener el contacto con la gente, pero toma mucho mucho tiempo olvidarlos o dejar de considerarlos mis amigos. En fin, amo ser como soy, aunque sigo en construcción y no soy perfecta.


31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

martes, 13 de octubre de 2015

Día 13: Gente diferente a mí


A veces veo a la gente alrededor y pienso:" Ninguno de ellos tendría un blog en la vida, no saben ni hacer un informe", o "Uy, que pena no entender para qué sirve el diseño" Como ya dije, soy un poco egocéntrica y cuando sé o hago algo que los demás no, me siento orgullosa.

Pero, y si ellos pensaran de mí: "¡Qué triste no entender las finanzas", o "pobrecita, no sabe vender", o "já, mira como se viste", o si opinaran sobre cualquier otra cosa que no logro manejar bien, los roles se invertirían.

Está bien que seamos diferentes y nadie es mejor que alguien más solo por saber o hacer algo. Así, siendo diversos funciona el mundo, y sigo aprendiendo a apreciar la labor de cada uno. 

Una de las cosas más inspiradoras de la vida es ver a alguien hacer bien su trabajo, cualquiera que sea (siempre y cuando sea ético). Cuando alguien le pone pasión a lo que hace, y su motivación va más allá de una ganancia monetaria, se nota. Todos lo notan y quieren hacer bien su trabajo también. Claro que también hay envidiosos mediocres que les molesta que algo esté bien hecho porque les sube la exigencia a ellos también. 

Tengo en mente a unos pocos profesores y amigos que son excelentes en lo que hacen, cómo quisiera que haya más gente así. Que Dios les siga dando entusiasmo para seguir así y contagiando a más gente.


lunes, 12 de octubre de 2015

Día 12: Yo, random


Secuencias de palabras sin sentido aparente que salen de mi cabeza en un orden que puede parecer desordenado. Colores desparramados intuitivamente, como si la pintura supiera por dónde correr. Ideas puestas de cabeza porque de pie son muy comunes. 
No siempre soy creativa, pero la particularidad es parte de mi. Si alguien hace algo de un modo, cualquier cosa que sea, yo intentaré hacerla diferente. 
Si algo está de moda, yo lo evito, porque no quiero que parezca que fui hecha en serie. 
Hay mucho capricho en mi estilo random, pero eso es solo un paso.
Para cazar ideas hay que imaginar lo imposible o improbable, dar vueltas, pensar cosas locas, conectar ideas que de ningún modo dentro de la lógica podrían conectarse, y seguir conectándolas, y de pronto, entre tanta cosa loca brilla algo que puede funcionar, se va haciendo más clara la cara del siguiente proyecto. Todo tiene sentido y me enamoro de algún proyecto.
 A flor de piel solo están las ideas obvias, las que pueden salir de cualquier mente sin entrenamiento, sin la chispa creativa encendida. Las ideas creativas son locuras adaptadas a la realidad. No todos las aceptan en un inicio pero terminan por conquistar a los escépticos a la larga, cuando lo que fue innovador un día se vuelve común. Y cuando eso pasa, es hora de lanzar algo innovador nuevamente.

31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

domingo, 11 de octubre de 2015

Día 11: Desenredando telarañas


¿Y si hubiera vivido hace un siglo o dos en una hacienda en el campo, y hubiera tenido que ordeñar vacas y cosechar frutas, y si mi única información a disposición hubiera sido de un periódico local y de las opiniones de mi gente cercana? Probablemente no habría estudiado. Me hubieran obligado a escribir con la mano derecha. Me hubieran subestimado por ser mujer. Tal vez habrían arreglado con quién casarme. Estaría ya llena de hijos.  
Quizás hubiera deseado nacer en otro tiempo, en el futuro. 

Y aquí estoy, en el futuro del imaginario pasado que acabo de inventar. Pero como nací aquí, no sé cuántos privilegios, cuánta libertad y cuántas herramientas tengo que mis antepasados no tuvieron, 
Tampoco sé a ciencia cierta las cosas que tendré que enfrentar en el futuro o que la historia tendrá que enfrentar, o las limitaciones que tengo ahora y que en el futuro ya no existirán.

No soy ni superdotada ni rica ni vivo en el país con más abundancia u oportunidades, pero aun así, creo que soy privilegiada al tener lo que tengo, y quiero usar bien mis recursos, no terminar enredada en ellos.

Entre tanta telaraña social (¿o eran redes sociales?) es fácil quedarse pegado como mosquito en lo superficial de la vida.

Desenredarme es ser yo la que use los recursos y no permitir que ellos me utilicen a mí. La información a la que podemos acceder actualmente es extremadamente amplia. Podría decir que es infinita si la comparo con mi capacidad de comprensión, porque sé que nunca accederé a toda la información disponible. Y si pudiera, probablemente me volvería loca (más loca).

Me desenredo cuando puedo decir sí y no. Cuando tengo voluntad para elegir en vez de decirle sí a todo y estresarme por no poder abarcarlo. 
Me desenredo cuando limito lo que sé que solo me roba tiempo, aunque lo disfrute, porque sé que tengo objetivos mayores que requieren disciplina.
Me desenredo cuando elijo los temas sobre los que quiero saber y las actividades en las que me quiero sacrificar. No permitiré que alguna cosa secundaria me quite fuerzas que deben ser invertidas en cosas significativas.
Me desenredo cuando puedo ser personal, cuando puedo conversar sin distracción de la tecnología y puedo escuchar verdaderamente. No dejaré que las redes sociales me hagan antisocial

Y cuando estoy desenredada, puedo vivir en paz y apreciar más los detalles. No para tomarles fotos  y publicarlos, sino para estar ahí presente y vivirlos.


31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

sábado, 10 de octubre de 2015

Día 10: Humildad para ser segunda



Sé que soy egocéntrica y que he hablado mucho de mí misma estos días. Sin darme cuenta me tomé como el punto de referencia para medir qué cosas me inspiran y cuáles no. Pero hoy quiero hablar de la humildad.

Es prácticamente automático ponerse a uno mismo como punto de referencia. Hacemos con frecuencia observaciones absolutas cuando lo que compartimos es solo nuestra opinión o percepción.
Por ejemplo, decimos que hace frío, cuando eso es solo lo que sentimos, y hay gente al lado diciendo que el clima está rico. Decimos que algún color es feo, cuando es solo nuestro gusto.

Puedo casi oírlos decir que "entonces estás diciendo que todo es relativo". Pero no, no es eso lo que creo. (Lo ven, aquí estoy yo defendiendo otra vez mis "creencias") Lo que digo es que yo no he creado ningún concepto, así que debo ubicarme y ser humilde porque sé que soy pequeña.

Por un lado, yo debo elaborar mi propio pensamiento; pero necesito tener fuentes, razones para decir lo que digo. no puedo afirmar algo absolutamente solo porque pienso que así es. 

Entonces, cuando sé que mi opinión no es absoluta, sé que debo aferrarme más a quien si es absoluto, solo Dios. Por él el mundo se sostiene, porque su ley hace que los días pasen, que las aves vuelen, que del cielo llueva, que las plantas crezcan, que las cosas tengan sentido, etc. 

Mi opinión sobre cualquier cosa siempre irá después de la de Dios, y eso no es una limitación en un mal sentido, es poder interpretar al mundo con los límites adecuados, de lo real y conveniente. Como dijo C. S. Lewis, "Dios no nos puede dar paz y felicidad fuera de El porque no existe tal cosa".

Todos somos influenciados por algo, yo prefiero guiar mis pensamientos hacia lo que Dios dice, eso lo logro leyendo la Biblia y orando a diario, y así sus ideas se van haciendo mías.

Algunos confunden esto como pérdida de identidad, dicen que los cristianos no pensamos, solo decimos que "tenemos fe" ante cualquier pregunta que no podemos responder; pero no es así (o al menos eso no es lo que Dios planeó que hagamos), Dios nos devuelve la identidad cuando nos acercamos a él porque descubrimos el plan original por el que fuimos creados, y eso nos permite participar activa y creativamente del mundo que creó, pensando e interpretando por nuestra cuenta, pero con una mente que ha sido renovada por él. 

La identidad me la da Dios porque soy su hija y él me dio una nueva naturaleza, él es creativo y por lo tanto yo también, nunca debo conformarme con ser una copia de alguien más. 




viernes, 9 de octubre de 2015

Día 9: Historias Cruzadas


Era un día soleado en Ambato, Ecuador. Ya eran las 11 de la mañana pero era feriado, así que el día comenzó tarde para María y Andrés. Ellos eran hermanos, caminaban bromeando mientras se dirigían a su casa con el pan y la leche para el desayuno. Mientras cruzaban la calle pasó junto a ellos Iván, un niño de uno 8 años que tropezó con una piedra hacia la calle y no se percató de un auto que venía a velocidad. Andrés alcanzó a empujar a Iván hacia la vereda y lo salvó. Al instante llegó corriendo Lorena, la mamá de Iván, agradeció a Andrés y abrazó a su hijo, un poco fuerte para hacerlo sentir seguro y un poco culpable a la vez. Había corrido lejos de ella mientras hablada por teléfono. Estaba hablando con Sergio, su esposo, que hace un año y medio estaba haciendo un posgrado en España, faltaba poco para que regrese, extrañaba mucho a su familia. Sergio caminaba a su casa cuando escuchó a Lorena dar un grito y después colgar el teléfono. Se sentó un momento y preocupado la llamó, ella le explicó enseguida lo que había pasado. Todavía estaba sentado cuando vio a Ricardo y recordó más a Iván, eraun niño que le sonreía a Pablo, su papá, que acababa de comprarle un helado. Pablo, pensaba en la escuela de Ricardo porque faltaba poco para entrar a clases. Miriam, la profesora del año pasado se había quejado porque Ricardo era muy inquieto. Los rumores corren muy pronto y seguramente ya todos lo verían como el niño problema. Miriam veía la televisión en su casa, solo podía hacerlo durante las vacaciones, veía un programa concurso de canto, donde Casandra, una chica sueca maravillaba al público y al jurado con su voz. Era un gran logro para ella porque toda su vida había disfrutado cantar pero nunca se había atrevido antes a algo así. Agradeció a su mamá por tanto apoyo a lo largo de su vida. Paulina, su mamá, era ecuatoriana, y mientras veía a su hija en el programa mandaba fotos desde su celular a su familia en Ecuador. Su familia era de Guayaquil, Martha era su hermana más cercana y también la más emocionada, gritaba de alegría aunque tenía visitas. Roger y Pamela estaban eran las visitas en casa de Martha, habían ido por el feriado. Pamela, aunque era de Ambato, estudió en Guayaquil unos años por el trabajo de su papá y fue compañera de escuela de Martha, la amistad perduró y cada cierto tiempo se visitaban la una a la otra. Esta vez sus hijos no los acompañaron, Martha decidió llamarlos para ver cómo estaban, eran ya el medio día, Andrés contestó, le contó que recién estaban desayunando, que había sido un día normal, aparte de un niñito al que alcanzó a empujar para que no lo atropellaran.   
Fin

Estamos más conectados de lo que creemos, nuestras historias se entrecruzan, aquí estamos todos, con el cielo como nuestro techo. Conocer las historias detrás de los rostros con los que nos cruzamos nos hace más humanos, y abre puertas. Entrar en la vida de otra persona es un privilegio que no debemos tener por poco.


31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

jueves, 8 de octubre de 2015

Día 8: Cosas nuevas


Da un salto,
Avanza un paso,
Solo eso requiere una nueva aventura. 
Basta con levantarse,
Incomodarse,
Y lo mágico llega sin tardar.

¿Estás aburrida?
No se diga más
Emprende vuelo y lo olvidarás
Toma un riego,
Enfrenta un miedo
Lánzate a lo que no has podido enfrentar.

Los paisajes nuevos provocan pensamientos nuevos, 
quien respira siempre el mismo aire puede intoxicar al resto con monotonía al exhalar. 

Es muy fácil dejar de ver lo que se "ve" todos los días. Es muy fácil acostumbrarse a todo y creer que no hay otro modo en que las cosas puedan ser. Por eso es bueno salir, y a la vuelta también uno abre más los ojos. 

Tomar riesgos debería ser una costumbre, porque así se crece más rápido, se aprende a ser vulnerable, a estar abierto a conocer a gente nueva y a aprender de ellos. 

Hubo un tiempo cuando me sentí en capacidad de vencer cualquier miedo, así que me puse a combatirlos de frente. Soy introvertida y hablar en público no es mi fuerte, pero lo enfrenté y ahora aunque tiemblo por dentro, mi cuerpo y mi voz ya no tiemblan, la gente hasta cree que hablo bien, hasta quiere que yo exponga los trabajos. Río para mis adentros de pensar que yo era la que no podía hablar por más preparada que esté, la que no sabía qué responder aunque tenía el conocimiento.

Seguiré enfrentando miedos, seguiré dando un paso afuera de la zona de confort, solo así puedo vivir de verdad y no solo pasar de largo. 
Este reto de escritura enfrenta mi miedo de publicar sin editar mucho, de ser espontanea y quedar al descubierto, de terminar algo, llegar hasta el final aunque mi ánimo varíe mucho. Se hace largo el mes y no sé bien de qué escribir. Pero bueno, siempre termino con algún tema en mente que de verdad logra inspirarme.

Esta es la búsqueda de la inspiración perdida porque creo que mi niña interior comenzaba a crecer demasiado, mientras la mantenga ocupada en cosas creativas siento que juega nuevamente.

Hay una caricatura que me gusta mucho y sigo en Facebook. No podría estar más de acuerdo con esto
Hablando de intentar cosas nuevas, estoy tomando un curso en Coursera sobre poesía, es un reto porque es en inglés. Poder escribir poesía o bromear en otro idioma es signo de que ya lo dominas.
El curso se llama: "Sharpened Visions: A Poetry Workshop", y ¡escribí un poema! Me lo calificaron con un 7/8, not bad, not bad at all, pero debo limarlo un poco más. :)

Se los dejo aquí: 

Mirror view

A rounded frame stands on my desk,
reflecting light from sun

I get closer and take it, flat and even,
I take it
and I forget it exists

Mirror,
I can´t see you without seeing me
 Looking at you
like an illusion –
You help me see my reality
But I´m not sure what´s yours

You reflect everything in front of you but
you don´t have an inner self

You stand
silently
unknown
 While others know themselves
through you.




miércoles, 7 de octubre de 2015

Día 7: Crónicas de una amante de palabras


No muchos entenderán esto, pero esto es free-writting, así que aquí voy:

Estoy un poco bastante loca por las palabras, porque ellas hacen el intento por explicar los conceptos abstractos que tengo en mi mente. Ellas me hacen descansar porque las ideas por escrito son más fáciles de organizar que las que van volando.
Descubrir una palabra nueva abre nuevas posibilidades para expresar de forma más sintética pensamientos profundos. Amo ver palabras extrañas escritas y entenderlas, a veces las guardo solo como secretos para mi, como tesoros, y solo rara vez las comparto. 
Por ejemplo sé que logolepsia es una obsesión por las palabras, alexitimia es la inhabilidad para describir emociones de manera verbal, wanderlust (alemán) es el deseo irresistible de viajar para entender la existencia a mayor profundidad y abibliofobia es el miedo de quedarse sin material de lectura.  
Amo la buena redacción y reconocer el estilo de alguien. Amo las palabras en otros idiomas y salto de alegría cuando entiendo alguna. Por ejemplo, sé un poquito de noruego y en escrito no se me hace tan difícil, a veces escribo palabras y frases en noruego solo porque me encanta verlas; el danés se le parece, y en algunas palabras al alemán, siempre que escucho algún extranjero intento sutilmente reconocer su idioma.
Escribo porque las palabras escritas duran más tiempo. Porque escribir es como crear una máquina del tiempo; puedo recordar el momento de mi vida cuando escribí cada cosa, dónde estaba y si fue un texto fácil o difícil de componer. Cada palabra escrita tiene gran valor para mi, a veces es solo personal, otras veces quiero que todos las vean, pero nunca me arrepiento de haber escrito porque mi historia es más fácil de ordenar en secuencia desde que escribo.
Amo las palabras bien usadas, cuando no hace falta repetir las cosas en exceso para que se entiendan. Creo que por eso también odio el mal uso de las palabras o las groserías. Lo tiene sentido para mí hablar mal premeditadamente.
Tal vez por eso mi punto débil son las palabras bien usadas, llenas de contenido; si me hablan demasiado bonito corro el riesgo de tornarme muy poética, de volverme adicta. La gente que escribe bonito es intrigante para mi, es difícil de olvidar porque la siento más real. 


31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

martes, 6 de octubre de 2015

Día 6: Motivos más allá de los motivos


Mientras la rutina universitaria se reanuda, yo me niego a ser rutinaria. Sé que debo asistir a clases y cumplir tareas: pero al menos en el modo que las haré SOY LIBRE. 

Me levantaré sonriendo, me rendiré ante Dios para que Él me guíe. Abriré bien los ojos porque el cielo, las flores, las calles, la gente y otras cosas, no volverán a ser iguales. Hablaré para bien y mirando a los ojos, no me quejaré ni seguiré corrientes porque tengo mente propia y no soy robot. 

Me siento revolucionaria; no más que de costumbre, porque ya es costumbre que quiera revolucionar las cosas. 

Sé que si no leo entre lineas me voy a aburrir pronto de la lectura. Clases día tras día me suena a aburrimiento y encierro, mi pesimismo ya está gritando que las cosas en la U no van a cambiar, que para qué me esfuerzo. 

Siempre está disponible mi avión hacia AnitaLandia, mi mundo de imaginación donde no hay preocupaciones y solo mis ideas conviven conmigo. Allí no hay tiempo, solo la anacrónica felicidad ciega, que olvida que la imaginación puede solamente sostener esa realidad un momento, para después caer. El viaje de vuelta siempre es duro.

Pero no tomaré el vuelo para escapar, permaneceré presente cazando lineas que se olvidan leer. Ver los detalles vivos y no solo masas sólidas inertes. Ver el valor del esfuerzo de cada persona. Sentir latidos de corazón y no solo tareas mecánicas por terminar. Mirar el cielo para recordar la grandeza de Dios. Sonreír porque siempre hay motivos. Escuchar con atención lo que la gente dice. Hablar con más responsabilidad.

Parece que la inspiración se trata de elegir mirar lo correcto y sacar las fuerzas para hacer lo correcto aunque no sienta hacerlo, es un esfuerzo que hay que tomar, porque la motivación a veces se queda dormida. Picasso dijo que la inspiración existe, pero debe encontrarte trabajando. 

A veces solo vemos obras terminadas, pero entre lineas leo que hay gran valor en el proceso. Cada obra terminada quiere decir que hay un autor que no se rindió, que le ganó la lucha a la procrastinación, al desnánimo, a la distracción.





lunes, 5 de octubre de 2015

Día 5: El arte debe continuar


Obras de arte vemos, la crisis existencial del artista que la creó no sabemos. 

Mientras atravieso partes complicadas de mi vida me suelo encontrar pensando: 

- Es hora de hacer cosas serias, de dejar de perder el tiempo con mis cosas de niña artista, conseguir un trabajo de lo que sea y ganar dinero. 

domingo, 4 de octubre de 2015

Día 4: Música de compañia


Cada vez que alguien me pregunta qué tipo de música escucho, mi mente se pone en blanco durante unos segundos, después reacciono porque me doy cuenta de que la persona que preguntó sigue mirándome. Me dan ganas de responder: escucho música, ¿para qué quieres saber de qué tipo?

sábado, 3 de octubre de 2015

Día 3: Personas de barro



" No sabemos lo mucho en común que tenemos hasta que chocamos y se nos cae la indiferencia." Yo misma. 



Entre tantas personas en el mundo, tú y yo nos fuimos a encontrar. Si quieres lo puedes tomar como simple coincidencia. pero yo lo tomaré como milagro. 

viernes, 2 de octubre de 2015

Día 2: El tiempo que ya no tengo


- ¿Cuántos años tienes?
- ¿Por delante o por detrás?
- Por detrás, supongo.
- Los años que pasé ya no los tengo, y no sé cuantos serán los que me quedan por vivir.
- Solo quería decirte feliz cumpleaños.
- Ah, gracias. (sonrojada me alejo lentamente)

jueves, 1 de octubre de 2015

Día 1: Porque sí


Inspiración es:
Lo que me mueve a hacer las cosas.
Esa necesidad de crear que necesita ser saciada y que no descansa hasta ver algo creado.

31 Días En Busca de la Inspiración Perdida


Solía decir que Octubre es el mejor mes del año, porque es el mes de mi cumpleaños. Ahora digo que es solo un mes más, porque un mes no puede ser mejor que ningún otro sin antes haber sido vivido.
blog comments powered by Disqus Configuration variables