viernes, 23 de octubre de 2015

Día 23: Espacio personal


¿Qué sería de mí sin un espacio de silencio para que las ideas puedan aterrizar? Puedo pensar mucho en público, pero por ahí las ideas solo vuelan, no pueden llegar muy lejos hasta que yo me encuentre conmigo misma y me cuestione sobre la viabilidad o no viabilidad de algún proyecto.

En mi espacio no hay fronteras ni cercas altas, solo pistas de aterrizaje y paracaídas. 


Tengo 2 espacios a los que me refiero esta vez: el físico y el virtual.

Al espacio físico hay que mantenerlo organizado, hay que mantenerlo inspirador y llamativo. Por eso pinté mi cuarto, cambié de cortinas y siempre ando moviendo todo. 

El espacio virtual es este pequeño blog (o grande, según la pantalla desde la cual lo veas); a este hay que mantenerlo vivo, hay que hacer que siga respirando. También se lo adorna, pero la mejor gente es la que no solo lo ve sino que lo lee y que se da cuenta de que soy una persona. Digo esto porque en esta cultura de Copiar y Pegar hasta nos olvidamos que alguien escribió lo que estamos copiando y que a nosotros no nos gustaría que nos hicieran lo mismo.

Estos 23 días del reto de escritura me han exprimido. Pero mis espacios se sienten llenos y vivos. Siento que ya dije todo lo que soy, que cualquier cosa que diga solo será redundancia de algo que ya dije. Pero aun así cada vez que publico me siento que avanzo, aunque no siempre publico con la misma calidad, estoy poniendo bases para algo que va en aumento.

Este blog nació casi por error. Ya he dicho muchas veces que cuando comencé no tenía idea de lo que hacía. Pero entre tantos errores, el mantener al blog ha sido un acierto. Conectarse con otra gente de los lugares más impredecibles a través de este blog es increíble.

A lo largo de estos años he tenido seguidores que se han quedado pero la mayoría de paso, por una parte del recorrido. Da un poco de nostalgia saber que aunque uno se encuentre con compañeros de camino, de pronto los rumbos de cada cual toman direcciones tan separadas. Eso es normal, pero aun así nostálgico para mí.  Los que antes pensaban casi igual , pueden llegar a parecer desconocidos. Yo también he dejado de seguir a mucha gente (parte del minimalismo que persigo).

No hay más que decir esta vez. Aquí les presento en persona a mi espacio: 
(ya sé, soy aburrida porque la mayoría de las fotos son viejas)








31 Días En Busca de la Inspiración Perdida
blog comments powered by Disqus Configuration variables