sábado, 24 de octubre de 2015

Día 24: La razón de la estación


Cada etapa de la vida ofrece escenarios únicos y por lo tanto oportunidades únicas. No sé si en otro momento de mi vida hubiera tenido el tiempo y la motivación para escribir, lo que sé es que por ahora quiero escribir y puedo hacerlo. Reconocer los beneficios de la etapa que atravieso hace que pueda utilizar mejor el potencial que Dios me dio. 


En unos años más cuando mire atrás, quiero saber que hice lo mejor que pude, que tomé riesgos por lo que más quería, que fui disciplinada para alcanzar metas y que no me senté a esperar que las cosas pasaran solas.

No estoy segura de qué se supone que deba lograr en esta estación, quisiera encontrar algo con qué medir el éxito, algo así como un título o reconocimiento, una decisión o una persona; pero no todo en la vida es tan medible en la vida como quisiera.

De lo que sí estoy segura es el Reino de Dios siempre debe ser prioridad en mi vida, que si yo busco primero a Dios, él irá acomodando las demás piezas de mi vida. Cuando me enfoco demasiado en mí, es fácil perder la perspectiva, creer que un problema es demasiado grande y que no lo puedo solucionar, es fácil creer que nada tiene sentido y dejarme llevar por la voz que dice que no hay salida.

(Esta publicación no hubiera sido posible si no hubiera ido al retiro de mujeres de la asociación de iglesias a la que fui estos días)
31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

blog comments powered by Disqus Configuration variables