jueves, 29 de octubre de 2015

Día 29: Estoy de vuelta


Cuando dejo de hacer las cosas que me hacen sentir viva, siento que voy desvaneciéndome de a poco. Ya lo he dicho, el arte debe continuar a pesar de cualquier cosa que esté pasando en mi vida.

Este mes  no será fácilmente olvidado, porque me hizo recordar quién soy.


Escribir todos los días ha revivido mis ganas de seguir avanzando, me recordó que tengo una voz y que quiero estar aquí para seguir expresándome sobre los asuntos que considero importantes. 

Me hizo mirar para atrás y apreciar mi caminar a lo largo de estos años bloggeando, después me dio una bofetada cuando reconocí que nunca he tomado en serio esto. Digo que amo tener este blog pero solo escribo cuando todas las condiciones se dan, y no me esfuerzo mucho en que las condiciones se den. 

Anita, Anita, has tomado mucho tiempo para tomar una decisión que demande más disciplina de ti. 

Confieso que varias veces he pensado en dejar este blog y ya, superar esta etapa de intento de escritora; pero sé que es más que una etapa, sé que quiero esto mucho más de lo que doy a notar... y para las cosas que se quiere, se trabaja, se trabaja duro. 

Al ver la lista de todas las publicaciones que he escrito este mes, pienso en cuántas cosas podría haber escrito durante los años que pasaron si hubiera tenido una disciplina como la que he desarrollado con este reto. Sé que no todas las publicaciones de este mes tienen la calidad que yo quisiera, pero me he dado al menos 1 hora al día para pensar sobre qué escribir y después escribirlo y publicarlo. Si siguiera tomando esta hora diaria para escribir, está vez con mayor estudio y edición, WOW, lo que podría lograr sería increíble. 

Así me siento, como que hubiera recién descubierto el poder de la perseverancia y la disciplina combinadas marchando a favor de un objetivo claro. No quiero dejar esto, ya casi puedo visualizar todo lo que traerá mi futuro como escritora añadiendo esta estrategia que suena tan sencilla pero que demanda todo de mí. 

Siento que estoy de vuelta y que nunca debí haberme ido. Estoy viva porque estoy haciendo lo que amo. Siento que huir de la disciplina es caro, porque para ahora ya podría estar en un nivel más alto. 

Estoy volando de pensar en las posibilidades, así que después de este mes cuando vean que dejo de publicar todos los días, no crean que estoy descansando, estaré planeando estrategias, haciendo prototipos y mirando mapas en los recesos. Seguiré viviendo.

Ya no me quiero rendir, esto es lo que quiero y pagaré el precio.

31 Días En Busca de la Inspiración Perdida

blog comments powered by Disqus Configuration variables